Triplica Tus Ventas Online

Las Pirámides de Egipto y por qué muchos negocios online fracasan

Rebelde Senior - Contenido Marketing OnlineNuestra historia de Marketing de hoy empieza en Egipto.

Era una vez un gran faraón de Egipto que decide crear dos pirámides monumentales.

Para ello, llama a dos de sus sobrinos y les encarga la gran tarea.

El primero en terminar se convertirá en rey y tendrá infinitas riquezas.

Pero, para ello, pone dos reglas: lo tienen que hacer solos y tienen que hacerlo en los próximos 10 años.

Los sobrinos pronto se dan cuenta que va a ser una tarea difícil que va a tardar años en terminarse.

El mayor de los hermanos empieza de manera inmediata. Empieza a cargar unas piedras enormes creando una formación cuadrada.

Después de un par de meses, la base de su pirámide empieza a tomar forma. Y después de un año de trabajo laborioso, el primer nivel por fin está terminado.

Decide ir a ver a su hermano menor y sorprendentemente ve que su trazo de tierra está sin nada, vacío, no hay ni una piedra.

Confuso, le va a visitar a su casa y le ve creando un aparato mecánico muy raro que parece un aparato de tortura humano.

No puede resistirlo y le pregunta a su hermano: ¿Qué haces? Deberías estar construyendo la pirámide, no jugando con esta máquina tan rara.

El hermano pequeño le contesta: No te preocupes por mí, tú céntrate en tu pirámide.

El mayor le responde: Eres tonto, no has puesto ni una piedra. A este ritmo vas a perder.

El hermano pequeño volvió a responderle: Ya te he dicho que no te preocupes por mí. Tú céntrate en tu pirámide.

El hermano mayor se fue dejando a su hermano pequeño enfocado en ese extraño aparato.

Pasó un año y el hermano mayor ha consolidado el primer nivel. Ahora debe empezar con el segundo.

Aquí empiezan realmente los primeros problemas para él. Las piedras pesan mucho y no puede subirlas al segunda nivel. Se da cuenta que no tiene las fuerzas necesarias para seguir con el trabajo.

Así que decide ir a ver al hombre más fuerte de Egipto: Bennu. Por un dinero importante le entrena para tener más fuerza y músculos más grandes.

Con sus nuevos músculos y su fuerza mayor empieza el trabajo del segundo nivel.

Mientras tanto, la tierra de su hermano pequeño sigue sin nada.

El mayor va a visitar de nuevo a su hermano pequeño y le vuelve a ver con su aparato, que ahora es mucho más grande.

Le dice a su hermano pequeño: Sigues jugando con tus aparatos, ¿cuándo vas a empezar con tu pirámide? A este ritmo no vas a llegar hermano.

El pequeño le responde igual que en la primera ocasión: No te preocupes por mí, céntrate en tu pirámide.

El hermano mayor se va de allí moviendo la cabeza con el pensamiento de que su hermano estaba loco.

Pero los problemas del hermano mayor parece que acaban de empezar. Ahora tarda hasta un mes en subir una piedra.

Tiene que invertir mucho dinero en los entrenamientos de Bennu y en su dieta especial para que siga cogiendo músculos.

Al ritmo que iba, estimaba que tardaría 30 años en poder acabar de crear la pirámide.

El único consuelo que tenía era que su hermano ni si quiera había empezado. Y estaba convencido de que con más fuerza él conseguiría ir más rápido.

De repente , un día, se comenzó a oír mucho ruido donde estaba la tierra de construcción del hermano pequeño.

El hermano grande corrió hacia la tierra para ver qué estaba pasando.

Cuando llegó vio a su hermano pequeño montado en un aparato enorme de más de 10 metros de altura con una mezcla de ruedas, palancas,  y cuerdas.

Y de manera milagrosa, la máquina empezó a levantar las piedras sin ningún esfuerzo, poniendo una al lado de la otra en su sitio correspondiente.

Como si fuera magia las piedras se movían y la pirámide empezó a tomar forma.

Lo que tardó el hermano grande en hacer en 1 año, su hermano pequeño tardó en hacerlo tan solo una semana.

El segundo nivel que costó tanto esfuerzo y tiempo al hermano mayor, la máquina conseguía hacerlo también en una semana.

Llegados a este punto, el hermano mayor estaba desolado. Había invertido tantos años levantado las grandes piedras… Y su hermano había invertido estos años en construir una maquina para levantar las piedras por él.

El hermano pequeño terminó la pirámide en 8 años, y recibió el título de Rey y un sinfín de riquezas.

El hermano mayor nunca pudo terminar su pirámide porque decidió hacer todo él, en vez de tomarse su tiempo en crear un sistema que lo hiciera para él.

El gran error de muchos empresarios online

Con la obsesión de las redes sociales y la búsqueda de las grandes ideas, no se hace lo que todos los negocios online deben hacer.

Crear sistemas y procesos, que con el tiempo hacen el Marketing más fácil y no más difícil.

Es fácil colgar un vídeo en Youtube y de alguna otra de manera esporádica.

Es más trabajo y tiempo producir uno de calidad cada semana de manera rigurosa para que dentro de 2 años tengas la biblioteca más importante de tu nicho que te están dando una avalancha de tráfico. Convirtiéndote así en la referencia en vídeo de tu nicho.

Es fácil crear una campaña de Adwords.

Es más trabajo  y tiempo optimizar con protocolos de pruebas que te permiten crear anuncios ganadores que son más económicos con el tiempo y más eficaces.

Es fácil decir qué anuncios en Facebook no me funcionan.

Es más trabajo optimizar y hacer pruebas hasta que tienes un ROI positivo que te abre un canal de tráfico nuevo, con público potencial que puede pasar tu negocio al siguiente nivel.

Es curioso, algunas cosas no cambian, por muchos avances tecnológicos al final del día tienes que hacer el trabajo.

P.D: Gracias a MJ de Marco por una historia tan interesante.

Si no has visto el vídeo sobre la importancia de sistemas y procesos del Marketing online, aún estás a tiempo.

Haz clic aquí para ver el vídeo

Por el Rebelde Senior

Difunde el mensaje del Marketing Inteligente.

Únete a la Rebelión.

 

Google+

Tags: ,

.: Post del Rebelde Senior


popup rebeldes